Stranger Visions, de Heather Dewey-Hagborg

Desde 2012, la artista crea esculturas de rostros humanos a partir del material genético que obtiene en chicles, colillas, y demás objetos llenos de muestras, recogidos en lugares públicos. La extracción del ADN de estas muestras le permite, mediante un programa informático que asocia los segmentos genéticos a unos rasgos físicos determinados, crear modelos en 3D de las posibles caras. Trabajando con los restos que los desconocidos dejan sin más tras de sí, Dewey-Hagborh llama la atención respecto a la tendencia al determinismo genético y sobre la posibilidad de una cultura de control genético.

Tags:
,